Fueron muchos los llamados y los escogidos que quedan son pocos. Se ve la general y el título del Tour Colombia será cuestión de tres corredores: Daniel Martínez (Education First), Miguel Ángel López (Astana) e Iván Sosa (Sky).

En la última etapa, este domingo con final en Palmas de 15 km de extensión, rampas máximas del 15 por ciento de inclinación y premio de primera categoría, habrá batalla, nadie se quedará quieto, pero Martínez, López y Sosa parten con el favoritismo.

Si bien el francés Julian Alaphilippe es el líder, no es un hombre que aguante 15 km con escaladores y con un grupo que prenderá la candela desde que aparezcan las primeras rampas. Además la altura le pegará.

Martínez es segundo de la general, separado por solo 8 segundos de Alaphilippe. Escala bien, se defiende y parte como favorito. En contra tiene que el sábado en la jornada hacia La Unión gastó, se fue en la fuga y trabajó mucho.

López se benefició del trabajo del Sky. No se entiende que en la etapa del sábado la escuadra británica tuviera a Sosa por delante, pero comenzaron a recortar camino, cuando la diferencia marcaba 2 minutos 45 segundos. Y en ese afán, pues llevaron el coche a López y a Nairo, dos hombres peligrosos, tratando de acercar a Egan Bernal, el actual campeón, pero que quedó a una diferencia de un minuto 5 segundos. ¿No creen en Sosa?

El boyacense líder del Astana hizo un buen remate de etapa. Se pegó con Rodrigo Contreras y el esfuerzo rindió frutos, llegaron a la punta, pero Alaphilippe fue más rápido.

Ya hablando de la general, pues López se metió en la pelea, quedó a 23 s de Alaphilippe, a 15 s de Martínez y supera por 6 s a Sosa. Está fuerte, eso lo demostró en la Unión, es, de ellos, el mejor escalador y llega a su terreno. ¡Qué peligro! Gracias al Sky, porque se quedó sin equipo.

Sosa es el joven del Sky. Se debe estar preguntando por qué su equipo no confió en él y decidió tirar del grupo, recortando la diferencia y sirviéndole en bandeja la etapa y el liderato al francés, acercando en la general a sus rivales y distanciando a Egan.
Iván Ramiro Sosa escala, con él se la jugarán, pero la estrategia dirá que primero hay que lanzar a Egan, el capitán del barco.

De ahí para atrás será difícil que alguien logre atacar, lo dejen ir, gane y sea el campeón. Bob Jungels cede 53 s, pero ha sido todo para él. No sube como los que tiene por delante y por detrás. 

Ríchard Carapaz es la carta de un Movistar, que no tiene muchas opciones, pues el ecuatoriano es su mejor hombre y pierde 55 s. Rigoberto Urán no es para estas jornadas, Egan supera el minuto de diferencia, pero no hay duda que atacará y hará daño, pero ese hueco lo condena.