Marlin Martínez escribió una carta en la que dice que jamás atentó contra la vida de Emely Peguero ni la de su nieto.

La existencia de la carta, a la que ha tenido acceso este diario, fue confirmada al LISTÍN DIARIO por la abogada de Marlin, Ingrid Hidalgo, quien dijo que esa conversación tuvo su origen hace unas tres semanas.

“No sabía cómo decirle a la madre quien es tan cercana a mi familia por demás, que Emely estaba muerta. La madre que intente juzgarme por aterrarme ante tan lamentable hecho que lance sus acusaciones después de ponerse en mi lugar en ese momento, lugar que no le deseo a nadie”, expresó en la comunicación.

Dijo que fue cómplice del ocultamiento del crimen porque fue una madre asustada y desconcertada en una situación “que nadie puede hacer nada bien porque por cualquier lado todo está mal”.

Al igual dijo que es fácil juzgar su actuación, y a pesar de que no se enorgullece del acto, “esa situación puede turbar al más frío de los seres humanos”.

“Nunca atentaría contra la vida de un ser humano y mucho menos contra la vida de mi nieto o la madre que lo llevaba en su vientre”, manifiesta la madre de Marlon Martínez, presunto asesino de la menor y del feto.

Marlin Martínez, quien está cumpliendo prisión preventiva en el centro de corrección Rafey, en Santiago, indica en el escrito que no encontraba la forma de decirle a la madre de Emely, Adalgisa Polanco, que su hija embarazada de cinco meses estaba muerta.

“La madre que intente juzgarme por aterrarme ante tan lamentable hecho que lance sus acusaciones después de ponerse en mi lugar en ese momento, lugar que no le deseo a nadie”, señala.

Dejar respuesta