AZUA. El movimiento Marcha Verde afirmó hoy en un manifiesto que el presidente Danilo Medina “obstruye la justicia y se coloca al margen de la ley en el caso Odebrecht”.

El dirigente campesino Pedro Antonio Pérez leyó el documento en el que se indica que a cinco meses de iniciarse las investigaciones sobre los US$92 millones pagados en sobornos por Odebrecht a funcionarios, entre 2001-2014, para asegurar contratos públicos, el movimiento le continúa preguntando al presidente Medina dónde han ido a parar los recursos repartidos por la empresa brasileña.

“No más silencio, señor presidente. Dé la cara como otros presidentes latinoamericanos. Legó la hora de hablar claro. Llegaron los nombres de los sobornados desde Brasil y aun así su procurador sigue con sus tácticas dilatorias”, dice el documento.

La Marcha Verde reiteró en esta ciudad sus principales demandas: el fin de la impunidad, cárcel para los corruptos, devolución de los recursos robados y anulación de los contratos con Odebrecht.

De su lado, el doctor Ricardo Nieves exhortó a los integrantes del Movimiento Verde a respetarse entre todos y mantenerse unidos. “No se dejen provocar por nada ni por nadie”, dijo.