HOUSTON, ESTADOS UNIDOS. La figura del pívot español Marc Gasol se hace sentir tanto dentro del campo como en el vestuario de los nuevos Grizzlies de Memphis, pero siempre rodeado de un comportamiento ejemplar, educado y directo en su expresión, alejado de escapismos o frases hechas.

Como cuando habló con la Agencia EFE sobre su futuro y dijo que su único “compromiso” es darlo siempre todo en el campo, sin preocuparse de nada más.

El mediano de los hermanos Gasol, de 33 años, tiene todavía contrato en vigor con los Grizzlies por dos temporadas más, pero es consciente que dentro del mundo de la NBA todo puede cambiar en cualquier momento, de ahí que nunca se puede adelantar la frase de “éste será mi último equipo como profesional”.

“No se sabe nunca”, admitió Gasol. “Lo que si tengo muy claro y ninguna duda es que en los próximos meses o años, o lo que sea, voy a darle a mi equipo todo lo que tengo. Eso es algo de lo que estoy seguro, lo que al final nunca se sabe es lo que puede pasar en este deporte, pero lo que tengo muy claro es que sea el tiempo que sea el que me quede en Memphis voy a dar el máximo posible”.

Gasol se siente más ilusionado que nunca con la nueva reconstrucción que ha iniciado el equipo esta temporada y de la que piensa que su filosofía principal es la de volver a estar en los ‘playoffs’.

“Todo eso me hace sentir muy, muy bien”, admitió Gasol, que ha jugado siempre con los Grizzlies. “Contento porque el equipo tiene de nuevo un objetivo de ‘playoffs’ muy claro, aunque trabajamos en la química del equipo y en la identidad, que sobre todo, en ataque, nos falta un poco, porque la mayoría de las piezas son nuevas, pero bueno, contento, y animado”.

Al veterano pívot, que lleva ya 11 temporadas en la NBA, para nada le preocupan los halagos que le sitúan cerca de su mejor nivel de rendimiento en el campo, semejante al que tuvo en el 2013 cuando recibió el premio de Jugador Defensivo del Año.

“No lo sé. Eso de los números no sé como funcionan. Me da igual, lo que más me importa y me preocupa es ganar partidos, ayudar al equipo a estar ahí arriba y lo demás para mi es algo secundario. Se trata de un juego colectivo, y aunque los premios o menciones individuales están bien, pero solo valen cuando ganas”, subrayó Gasol, que en lo que va de temporada tiene promedios de 16,1 puntos; 8,6 rebotes y 1,4 tapones.

No acabó bien la pasada temporada para los Grizzlies ni tampoco para Gasol, pero el jugador de Sant Boi reconoce que cada año es algo especial para un profesional en su desarrollo y crecimiento, pero sobre todo de compromiso con la profesión, y por lo tanto el 2018 que acabó no fue la excepción.

“Siempre, todos los años tienen algo de especial. Conforme te vas haciendo mayor todos los años los valoras más porque no sabes nunca cuando esto se puede acabar”, argumento Gasol. “Cuando eres joven piensas y te crees invencible, pero desde hace un par de años yo estoy valorando mucho lo que es vivir cada año, disfrutar de lo que hago, la suerte que tengo de hacer lo que hago y tener salud, sobre todo, porque este deporte sin estar bien físicamente no puedes rendir”.