Miles de personas participaron hoy en la marcha verde realizada en esta ciudad, en reclamo del cese a la impunidad y la corrupción en el país.

Ciudadanos de diferentes puntos del Cibao y al Capital se dieron cita en la actividad que culminó con una proclama leída por el padre Ramón Alejo (Moncho), quien advirtió que la indignación de la población puede convertirse en una rebeldía popular.

Personas de diferentes estratos sociales, banderías políticas y edades, marcharon por calles y avenida de la ciudad al ritmo de tambores y lanzando consignas contra la corrupción.

La marcha estuvo vigilada y orientada por agentes policiales y transcurrió sin ningún incidente.

El padre Moncho reclamó acciones concretas para llevar a los corruptos a la justicia y que se les confisquen sus bienes para ser invertidos a favor de los sectores más vulnerables del país.

Advirtió que la tapa de la paciencia del pueblo se ha desbordado y una muestra de ello es la masiva presencia de personas en esta marcha de hoy y en otras que se han realizado anteriormente.