Ni Michael Jordan, ni LeBron James, es la escogencia de Karl Anthony Malone “El Cartero”, (The Mailman, en inglés). “John Stockton”, fue la respuesta que ofreció Malone al ser cuestionado sobre cuál de los dos jugadores considera el mejor.

Su respuesta dejó sorprendidos a los comunicadores que lo rodearon durante una rueda de prensa en el Centro Histórico de la empresa Barceló, cuyo lugar fue el objetivo de su presencia en el país por motivos de negocios, de lo cual habló, por ser inversionista de dos productos dominicanos: tabaco y ron.

En el encuentro tomaron parte el director comercial de Ron Barceló SRL, Vinicio Subero, el director de marketing y venta de La Aurora, Gustavo Velayos, así como la esposa de Malone, Kay Malone y su hija Kadee Malone.

Dar el “crédito”

Por supuesto habló de baloncesto. Faltaba más. Con Stockton, su gran compañero y amigo, jugó dos finales de la NBA, vistiendo la camiseta de los Jazz de Utah y una tercera con los Lakers de Los Angeles.

Una de ellas, la de 1998 ante los Bulls de Chicago, dejó una duda sobre aquella famosa jugada en la que aparentemente Michael Jordan desplaza a Byron Russell, compañero de Malone. Fue en el juego 6, a escasos 6.2 segundos, eventualmente Jordan convirtió el disparo y les dio el título a sus Bulls dejando a Malone con las manos vacías. “Voy a decir esto aquí: En la derrota, tienes que perder con orgullo y dignidad, al igual que cuando ganas. Ellos (los Bulls) ganaron”, dijo Malone (55 años).

El exjugador de 6-9, aun así, quiso precisar: “No ganar el campeonato de la NBA no me hace a mí menos jugador de baloncesto”.

Malone dio a la sala una clase sobre cómo manejar las emociones. “Ganar es emocionante, pero cuando pierdes es una sola vía, tú no quieres ese sabor, pero cómo lo manejas como ser humano”.

Esa noche ganó el mejor equipo, sostiene Malone. y “tienes que darle crédito”. Y aquí llegó otra lección, casi 21 años después. “Déjenme decir esto: nosotros no somos guerreros. Guerreros son los hombres y mujeres en uniformes cada día, ellos son guerreros. De otro lado, no suena agradable, oh, apenas casi lo logro; a nadie le importa una m…, porque es un juego”.

Towns y Horford

Malone, que ha visitado el país varias veces en los últimos años, tuvo palabras de elogio para Karl-Anthony Towns y Al Horford. Al más novato, Towns, lo definió como uno de sus “favoritos” y la razón es que “juega el juego similar que yo jugué, de manera que me gusta verlo jugar”.

Sobre Horford recuerda que se enfrentó a su padre “Tito” y dijo que es “sorprendente” el ver cómo el juego pasa de una generación a otra. De Al sabe que jugó jugó para los Gators de Florida. No soy un fanático de los Gators, soy un Bulldogs (de Louisiana Tech) en LSU”, pero “yo miraba a los Gators por él”.

El juego ha cambiado

La forma de defender ha variado de la época de Maloone a la actual. No quiere decir que el juega sea “suave” ahora, sino diferente. Ahora bien, “lo que pienso que ha cambiado realmente es la pasión, en toda la liga”, dice. “Tú quieres jugar todos los partidos”.

Evidentemente está al tanto de los jugadores que piden más control con el calendario por la cantidad de partidos. “Descansar. No entiendo descansar”, dijo. “Descansamos cuando morimos. Se llama jugar baloncesto, no se llama trabajar baloncesto”.

Rostro de ron de RD

El exjugador de la NBA tiene un producto de tabaco que lleva su nombre (Karl Malone), el cual produce la empresa de cigarros La Aurora, que “le ha confiado la elaboración de su ron super premium E. León Jimenes” a Barceló, del cual Malone es el rostro y a la vez el distribuidor en Estados Unidos.

Y este negocio promete más. Él que participó en 14 juegos de estrellas aprovechará el del próximo 17 de febrero, en Charlotte, Carolina del Norte para promocionar el ron que fabrica Barceló. “Vamos a estar presentando nuestro ron en el juego de la NBA este año en Carolina del Norte”, dijo Malone. Para eso “Vamos a tener una cena para presentar este ron. Vamos a tener de 30 a 75 leyendas”.