Liderados una jornada más por la estelar actuación del alero Kevin Durant, los Golden State Warriors golpearon primero ante los Houston Rockets al ganar por 104-100 y sumar el primer triunfo en las semifinales de la Conferencia Oeste de la NBA.

El juego, igualado de principio a fin, terminó decidiéndose con un triple de Stephen Curry a falta de 24 segundos para el final cuando el resultado marcaba 100-98 para los locales.

Curry agarró la pelota y, sin dudar, anotó un triple marca de la casa para acabar sentenciando el primer choque de la eliminatoria.

Antes, cuando peor lo pasaban, el técnico Steve Kerr y sus compañeros le entregaron la bola a Durant, que resultó imparable una y otra vez, anotando de todas las formas, colores y distancias posibles, finalizando con 35 puntos.

“Nuestra defensa (ha sido la clave para ganar). En la segunda parte luchamos un poco más fuerte pero creo que la defensa es la que nos ha dado la victoria”, dijo “KD” tras la contienda.

Los Warriors y los Rockets volvían a enfrentarse un año después de verse las caras en las finales del Oeste, cuando los vigentes campeones remontaron un 2-3 en contra ante los texanos para terminar llevándose la serie y, después, el anillo ante los Cleveland Cavaliers de LeBron James

Dejar respuesta