Reino Unido contempla la posibilidad de abrir dos nuevas bases militares en el extranjero, una vez se complete el proceso del Brexit, según lo ha anunciado el secretario de Estado de Defensa británico, Gavin Williamson, en una entrevista con Sunday Telegraph.

“Durante mucho tiempo, literalmente durante décadas, gran parte de nuestro punto de vista nacional se ha visto influido, en realidad, por una discusión sobre la Unión Europea. Este [Brexit] es nuestro momento para ser ese verdadero actor global una vez más“, dijo Williamson, detallando que las bases se ubicarán en el Caribe y en la región sudeste asiática.

Aunque el secretario de Estado de Defensa no concretó las ubicaciones exactas de las bases militares en cuestión, una fuente anónima cercana al político citada por el medio reveló que se podrían instalar “dentro de los próximos dos años” en la isla de Montserrat o Guyana, mientras que en lo que se refiere a la región asiática, se tratará de Singapur y Brunéi.

La salida de Reino Unido de la Unión Europea, según Williamson, es el “momento más importante” desde el fin de la Segunda Guerra Mundial para volver a “jugar el papel en el escenario global que el mundo espera que [Reino Unido] desempeñe”. Asimismo, señaló que el Brexit también contribuirá al fortalecimiento de las relaciones bilateralesdel país con Australia, Canadá, Nueva Zelanda, los estados del Caribe y ciertas naciones africanas.

En la actualidad, Reino Unido ya cuenta con 15 bases militares situadas en el extranjero, incluida una en la isla de Diego García, un pequeño atolón en el océano Índico, así como en Chipre, Gibraltar y las islas de Falkland.

Dejar respuesta