Cumpleaños feliz. Jair Jurrjens se hizo ayer “El regalo mejor” y el que más necesitaban los Tigres. El derecho de Curazao celebró esta noche su onomástico 32 lanzando 6.1 entradas de tres hits. Yermín Mercedes se unió a la fiesta al batear un cuadrangular solitario y un sencillo. Lo propio hizo Yamaico Navarro con dos doble para que el Licey vapuleara 10-1 a las Águilas Cibaeñas en el Estadio Quisqueya Juan Marichal.

Luego de caer en los dos primeros juegos de la serie final, los felinos han triunfado en los últimos dos para igualar la misma a dos. La misma está pactada a un 7-4 y se ha reducido a un 3-2.

Al igual que en el primer partido de la serie, los Tigres le hicieron una vuelta al zurdo Michael Roth en el primer inning.

Luego que Chris Roberson diera una fuerte línea a las manos del antesalista Johan Camargo, Roth dio boleto a Erick Aybar y Yamaico Navarro lo impulsó con su primer doblete del encuentro.

A diferencia de aquella ocasión, cuando en lo adelante Roth le tiró cinco ceros, el Licey continuó el ataque en el segundo y anotó dos más impulsadas por sencillo de Sergio Alcántara para poner la pizarra 3-0.

No conforme con la ventaja, el equipo que dirige Luis Urueta amplió a 6-0 en el tercero, cuando después de un out, Aybar ligó sencillo al prado derecho y Navarro lo llevó a la antesala con otro tubey por la banda izquierda.

El dirigente aguilucho Lino Rivera lo reemplazó por el derecho Ranfi Casimiro, quien de inmediato lanzó un “wilt pitch” que dio lugar a que Aybar anotara. En la jugada, el receptor Christian Bethancourt tiró mal al plato y Navarro también anotó.

Para coronar la entrada, Mercedes bateó su cuadrangular solitario para poner la pizarra 6-0 ante la algarabía de los fanáticos azules.

Un elevado de sacrificio de Félix Pérez que impulsó a Junior Lake dio a las Águilas permitió a las Águilas romper el hielo contra Jurrjens en la primera del cuarto.

Dejar respuesta