EL SEGUNDO, CALIFORNIA. LeBron James se perderá al menos una semana más con una distensión en la ingle izquierda, anunciaron ayer los Lakers de Los Ángeles, según publicó ESPN.

James, quien sufrió la lesión el día de Navidad en la victoria de los Lakers sobre los Warriors de Golden State, ha estado fuera de juego durante dos semanas. En ese período el equipo tiene un resultado de 3-5 en su ausencia.

El equipo médico del equipo angelino evaluó a LeBron y determinó que “la curación de la lesión en la ingle de James está progresando”, según un comunicado de los Lakers.

Además, James ha sido “autorizado a incrementar sus movimientos funcionales de baloncesto en la cancha”, dijo el equipo en un comunicado.

Será el próximo 16 de enero cuando se conocerá otro reporte médico de LeBron. Para esa fecha, los Lakers deberán jugar al menos tres partidos.

Dejar respuesta