Si las victorias sobre Rusia, Brasil y Estados Unidos ya hacen de esta Liga de Naciones (anterior Grand Prix) una histórica para el sexteto dominicano, lo que puede conseguir en lo adelante es para soñar con el mejor resultado en sus 16 participaciones. Y queda la ventana de opciones para soñar con la final.

Las quisqueyanas (3-3) comenzaron en la madrugada del martes en Bangkok ante la poderosa escuadra de Turquía (5-1) su andadura en la tercera parada como novenas clasificadas entre los 16 países que toman parte.

El miércoles tocará con las locales tailandesas (10:05 AM) y el jueves contra Bulgaria (6:05 AM), dos rivales más al alcance del elenco que entrena Marcos Kwiek. Por delante quedarán las paradas en Alemania (11-13 de junio) contra las locales, Holanda y Bélgica, antes del cierre en Corea del Sur frente a las anfitrionas, Polonia y Japón (18-20).

Una vez se completen las cinco rondas (15 partidos por nación) los cinco mejores se unirán al anfitrión China en la ciudad de Nanjing para disputar un botín de dos millones de dólares en julio (2-6).

El elenco quisqueyano obtuvo el primer boleto para jugar el Grand Prix en 2003, pero rechazó la participación para concentrarse en los Juegos Panamericanos de ese año, en Santo Domingo.

Desde que debutó en la edición de 2004 (en 2017 cambió de nombre a Liga de Naciones) el mejor desempeño fue el octavo lugar de 2006 y 2010 cuando la justa se disputaba con 12 países y la fase regular era de nueve partidos.

¿Qué significa llegar al final?

El torneo reparte un monto de US$4,000,000 en premios a lo largo de seis semanas que se juega en 19 ciudades entre América, Europa y Asia. La inscripción de cada equipo cuesta US$100,000, además de costear los boletos aéreos, pero recuperar esa inversión requiere de un buen desempeño.

En cada parada hay US$90,000 en premios repartidos entre; US$30,000 para el primer lugar, US$25,000 para el segundo, US$20,000 para el tercero y US$15,000 para el cuarto.

Es decir, las criollas ya acumulan US$40,000 por su segundo lugar en Brasil y cuarto en Italia.

El equipo campeón se gana un millón de dólares sin incluir lo recaudado en la fase de grupos y el segundo se queda con US$500,000.

El tercer puesto recibe US$300,000, el cuarto baja a US$150,000, en tanto que quinto y sexto se conforman con US$75,000.

La jugadora más valiosa recibe un premio de US$30,000, en tanto que las otras siete que integran el equipo ideal cobran US$10,000, cada una.

Dejar respuesta