Las japonesas presentaron una petición al gobierno protestando contra la estricta convención de usar zapatos de tacón alto en el trabajo. La campaña #KuToo, un juego de palabras de “kutsu” (zapato) y “kutsuu” (dolor), y una versión para la ocasión del eslogan feminista #MeToo, fue ideado por la actriz Yumi Ishikawa y ganó rápidamente el apoyo de 19.000 personas.

Las militantes afirman que es casi imposible escapar a esos zapatos incómodos en el trabajo o incluso cuando se busca empleo. “Hoy, hemos presentado un manifiesto reclamando una ley que prohíba a los empresarios obligar a las mujeres a llevar tacones, que es discriminación sexual y constituye acoso”, dijo Ishikawa a la prensa tras entrevistarse con responsables del ministerio de Trabajo.

Un tuit de Ishikawa quejándose de la obligación de usar tacones para conseguir empleo en un hotel se hizo viral, animándola a lanzar la campaña.

El tuit lee de la siguiente forma:

¡Más de 10,000 personas!

Puede firmar solo con su dirección de correo electrónico y su nombre.

Problema:

1- Ropa obligatoria forzada en el mismo lugar de trabajo según género.

2- ¿Cuál es la manera en que se ve obligado a dañar su salud?

“Al Ministerio de Salud, Trabajo y Bienestar: ¡#KuToo quiere eliminar la bomba del tacón obligatoria en el trabajo!”

En 2017, la provincia canadiense de Columbia Británica (oeste) prohibió a las empresas obligar a sus empleadas a usar tacones altos, calificando esta práctica de peligrosa y discriminatoria.

Dejar respuesta