Quienes pensaban que a estas Águilas le había llegado el año 500, cuando el fénix griego se consumía de acuerdo a la mitología, parece que estaban equivocados. El martes en Santiago, las cuyayas confirmaron que están de vuelta y lo hicieron con un triunfo contundente sobre el Escogido por 7-1.

Zoilo Almonte disparó un doblete que dio vuelta a la pizarra en el sexto capítulo y la ofensiva aguilucha fabricó un ramillete de cuatro una entrada más tarde para asegurarse un partido que devuelve las ilusiones a su afición, luego de tocar fondo con cinco reveses al hilo.

Fue la cuarta victoria al hilo para los amarillos (20-21), que se han quedado solos con el último boleto que lleva al Round Robin al aprovechar el revés de los Gigantes (19-22) en la capital ante el Licey (22-19).

El cubano Yunesky Maya abrió por los actuales campeones y trabajó 4.1 entradas de 5 hits, una vuelta, dos bases y un ponche. Seis relevistas se encargaron de limitar a cuatro aislados imparables a los felinos, con triunfo para Daury Torrez (2-1). Perdió Tyler Alexander (1-2), que en seis entradas cedió cuatro hits, dos carreras, una base y ponchó seis.

El oportunismo fue clave para definir el encuentro. Las Águilas se fueron de 10-5 con hombres en posición de anotar, en tanto que los Leones estuvieron de 14-2.

Dejar respuesta