El huracán Beryl perdió fuerza esta mañana y ahora continúa con esa tendencia hacia el Caribe con vientos máximos sostenidos de 45 mph, según el informe del Centro Nacional de Huracanes.

El boletín de las 11:00 p.m. del NHC ubica a Beryl en la latitud 13.1 grados norte, 54.3 grados oeste, con un movimiento hacia el oeste noroeste a 18 millas por hora, con vientos máximos sostenidos de 45 mph. Según el pronóstico, Beryl debe convertirse en una depresión tropical justo antes de moverse sobre las Antillas Menores. 

En la imagen actualizada de trayectoria, Beryl debería pasar cerca de Puerto Rico como una depresión tropical el lunes.

El meteorólogo Gabriel Lojero, del Servicio Nacional de Meteorología, había indicado más temprano que existía una probabilidad de que Beryl sea degradado a tormenta tropical en el boletín de las 11:00 a.m.

“Hay una extensa nube de polvo del Sahara al norte del sistema y eso le está básicamente poniendo aire seco. Es un veneno para los ciclones”, explicó Lojero.

Detalló que el NHC proyecta que Beryl pase al sur de Puerto Rico como tormenta tropical durante la noche del domingo y el lunes. “Parece ser en este momento que los vientos más fuertes (de tormenta tropical) se van a quedar sobre las aguas del Caribe, según esa trayectoria oficial hasta el momento”, dijo.

Beryl tiene un movimiento de traslación de oeste noroeste y se mueve a 14 mph. Según el CNH, se espera un giro hacia el oeste noroeste con algún aumento en la velocidad de traslación durante los próximos días.

El meteorólogo explicó que el aumento en la velocidad, así como otros factores limitantes en la zona no son condiciones favorables para el desarrollo de los ciclones, por lo que aún se espera que se debilite a medida que vaya acercándose.