Perros amaestrados y equipos de rescate del Centro de Operaciones de Emergencias (COE); de la Unidad Humana de Rescate (UHR) del Ejército Nacional; del Cuerpo de Bomberos y de la Defensa Civil, luego de 48 horas de la siniestra explosión de la empresa Polyplas en el sector Villas Agrícolas, fueron claves para desvelar los cuerpos humanos que yacían bajos los escombros de la estructura industrial, y que murieron calcinados, asfixiados o por traumas múltiples.

A estas labores también se suma un equipo elite del Manejo de Emergencias de la Policía Municipal de San Juan (Puerto Rico), quienes se integraron a las labores de rescate del jueves y viernes, y encontrando con sus perros y cámaras especiales a dos de los fallecidos en la tragedia.

La cámara especial de la que dispone esta unidad extranjera para los refuerzos de búsqueda, y que vinieron al país a través de la Alcaldía del Distrito Nacional, es un dispositivo con tecnología infrarroja y térmica, capaz de penetrar hasta 15 pies bajo escombros de este tipo.

Dicha cámara también posee visión nocturna y es a prueba de agua, la cual es comúnmente utilizada  para buscar personas o animales desaparecidos en cuevas, alcantarillas, tuberías, o bajo escombros, según explicó uno de los técnicos a Listín Diario.

“El jueves encontramos un cuerpo y ayer volvieron a las labores. Aparentemente han encontrado algo más”, dijo Margarita Acosta, quien es la representante de la comisión, en alusión al séptimo posible cuerpo que permanecía bajo la estructura colapsada. “No les puedo decir nada más porque no me han confirmado”, añadió.

Dejar respuesta