La administración de Donald Trump envió un fuerte mensaje al gobierno cubano con la abrupta suspensión de los cruceros y la eliminación de la autorización de los viajes en grupo para promover los contactos “pueblo a pueblo”, pero expertos y emprendedores en la isla cuestionan el impacto de las medidas.

El martes, Estados Unidos impuso nuevas sanciones al gobierno de Cuba por su apoyo al régimen de Nicolás Maduro en Venezuela y a Daniel Ortega en Nicaragua.

“Estas acciones ayudarán a mantener a los dólares estadounidenses fuera del alcance de los militares y los servicos de inteligencia y de seguridad cubanos”, dijo el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin. Sin embargo, algunos señalan que los ingresos que generan los cruceros al gobierno cubano no son significativos, al tiempo que las nuevas restricciones afectarían a un sector vulnerable de emprendedores privados a los que la política de Trump dice apoyar.

“Lo que Cuba gana por los cruceros es insignificante”, dijo Emilio Morales, presidente del Havana Consulting Group, una firma asesora en temas relacionados con la economía cubana. “El grueso del dinero lo gana la compañía de cruceros”

El turismo de cruceros ha aumentado meteóricamente en los últimos años, especialmente el proveniente de Estados Unidos, después que el gobierno de Barack Obama autorizara los viajes en 2015. Los medios oficiales cubanos reportaron la llegada de alrededor de 320,000 pasajeros en cruceros en 2017, y más de 800,000 en 2018, aunque fuentes de la industria consideran que estas cifras estarían maquilladas para compensar el declive de un poco más del 5% de los turistas que llegaron por avión en 2018.

Aún con estas cifras, los ingresos que deja la industria de cruceros al gobierno es mucho menor que lo que generan los viajeros que se hospedan en hoteles o casas privadas.

Según estimados de John Kavulich, presidente del U.S.-Cuba Trade and Economic Council, los cruceros aportaron al gobierno cubano entre $63 millones y $107 millones, una ínfima parte de los $2,500 millones en ingresos que reportó el Ministerio de Turismo ese año.

Dejar respuesta