La firma de moda de la diseñadora Victoria Beckham registró en 2018 unas pérdidas valoradas en 10,1 millones de libras (11,3 millones de euros), 2 millones de libras (2,2 millones de euros) más que el año anterior.

Según los datos revelados por la compañía de la mujer del ex futbolista David Beckham, los ingresos crecieron en un 17 % respecto al año anterior, pero la empresa “continúa invirtiendo sus ganancias en el negocio”.

Los ingresos ascendieron a 42,5 millones de libras (46,9 millones de euros), con un aumento en las ventas de todas las líneas de ropa de la marca.

La empresa minorista de moda adelantó su compromiso en tratar de reducir las pérdidas a pesar de estar en “un entorno comercial difícil”, una tendencia que espera romper en el medio plazo.

La marca Victoria Beckham cuenta con su tienda insignia en el exclusivo barrio londinense de Mayfair y otra en Hong Kong pero además opera a través de 400 distribuidores en más de 50 países.

Beckham, considerada todo un icono de estilo que marca tendencias en el mundo de la moda, saltó a la fama cuando cantaba con el grupo Spice Girls, en la que se le conocía como Posh Spice (la Spice pija).