Luis Alexander Lamber (La Falacia), señalado por participar en un intento de asalto a tiros contra el mayor de la Policía Nacional, Domingo García Sugilio, asignado a la seguridad de los padres de la Primera Dama de la República, confesó que se entregó por su familia y sus hijos.

Al ser cuestionado por las razones que se entregó a las autoridades contestó: “mis hijos, mi familia”.

Lamber, de 19 años, está casado y de esa unión tiene un recién nacido, y de relaciones anteriores dos niños de un año de edad cada uno.

“No quiero que maten en la calle, aunque yo sé que me van a matar como quiera, por eso no me quería entregar, porque me van a matar. Confié en mi hermana y me traicionan, yo confié en ellos”, se quejó ante las cámaras del noticiero del canal 13, NotiCentro.

Lamber aprovechó el espacio y pido perdón al mayor de la Policía Nacional, Domingo García Sugilio y su familia por el suceso.

En tanto, el presidente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, Virgilio Almánzar, en su residencia en el ensanche Ozama, Santo Domingo Este, al lado de Lamber y sus parientes, pidió que se cuiden los derechos del joven.

“Hasta ahora todas las personas que hemos entregado, no hemos tenido quejas de abuso. Hasta ahora se le ha garantizado sus derechos. Nosotros tenemos confianza de que eso va a continuar así. Tenemos confianza que el director de la Policía Nacional, Ney Aldrin Bautista Almonte, sea un garante de los derechos humanos”, dijo Virgilio Almánzar.

A las autoridades también se entregó Luisa Marina Elías García, la mujer que sale en el video donde se le dispara al mayor Domingo García Sugilio, mientras que el otro involucrado Osmil Eduardo García Lamber, alias Tiki Tiki, cayó abatido en Guachupita.

En poder de la Fiscalía

Luego de su entrega, Lamber fue entregado a la Fiscalía de Santo Domingo Este.

Dejar respuesta