SANTO DOMINGO. El patrimonio del senador Julio César Valentín asciende a RD$20.2 millones y no a RD$49.9 millones como afirmara la Procuraduría General de la República en la solicitud de medida de coerción contra el legislador vinculado al caso Odebrecht.

La aclaración fue hecha en rueda de prensa por el abogado Jorge Luis Polanco, quien aseguró que los activos totales del legislador de Santiago suman RD$24,665,458.18, que el descontarse RD$4,392,816.80 de una hipoteca, queda en RD$20,272,641.36, y es proporcional con los salarios percibidos por sus funciones legislativas, que no tienen conexión alguna con Odebrecht.

El jurista explicó que en la solicitud de medida de coerción el Ministerio Público sumó al patrimonio del senador RD$29.7 millones que corresponden a su esposa Rosira Pichardo Raful, por propiedades provenientes de un proceso de partición del divorcio de esta con su anterior esposo.

El abogado indicó que esta sumatoria es lo que permite al Ministerio Público llegar a la conclusión equivocada de que se registró un crecimiento del patrimonio de Valentín en un 224%.

Además de Polanco, en la rueda de prensa celebrada en el Colegio Dominicano de Periodistas (CDP) participaron el legislador y la señora Pichardo Raful.

“El Ministerio Público, en la solicitud de medida de coerción, dijo que el patrimonio de Julio César Valentín creció ilícitamente producto de sobornos recibidos de Odebretch. Eso es falso. Valentín no recibió dinero de soborno y su patrimonio es proporcional a los ingresos recibidos de parte del Estado dominicano en las funciones públicas desempeñadas” afirmó Polanco.

En noviembre de 2014, Valentín contrajo matrimonio con la señora Pichardo Raful, quien dentro de su patrimonio tiene una casa en los Cerros de Gurabo en Santiago, valorada en RD$10 millones, un solar ubicado en la Avenida Hispanoamericana, valorado en RD$19 millones, y un jeep Hyundai modelo 2011, valorado en RD$750,000.00. Todo esto asciende a RD$29,750,000, propiedades sobre las que el legislador no tiene derechos.

“Creemos en la rendición de cuentas, en la transparencia y en la lucha contra la corrupción, pero no apoyamos las falsedades ni las tergiversaciones. Una investigación responsable necesariamente deberá tomar en cuenta los elementos objetivos que estamos aportando y seguiremos aportando, para que prevalezca la verdad y la institucionalidad”, declaró Polanco.

Dejar respuesta