El jugador dominicano Brandone Francis, de la Universidad de Texas Tech, llevaba dos años que no veía a su madre. La entidad le consiguió visa a Kenia Ramírez para viajar a Texas desde República Dominicana y ver a su hijo jugar en su último partido.

“Me encanta esta universidad, los fanáticos de los Red Raiders, mis compañeros de equipo y nuestro excelente personal de entrenamiento. Tener a mi mamá aquí para la noche de la tercera edad fue el mejor regalo de todos. GRACIAS Kirby Hocutt, Coach Beard, Sr. Kent Hance, ustedes son los mejores. Gracias Liz Cope. Gracias papá, los amo a todos”, escribió el criollo en su cuenta de Twitter.

Ramírez vive en La Romana.