La jueza de Atención Permanente de este distrito judicial impuso presentación periódica e impedimento de salida a las domésticas de Marlín Martínez, quien junto a su hijo Marlon está acusada del asesinato de la adolescente Emely Peguero.

La jueza Albania Contreras le impuso la medida de coerción, acogiendo el pedimento que le hizo el fiscal Albert Vásquez, en representación del ministerio público, para que las dos mujeres no se desvinculen del caso que se le sigue a los dos principales imputados.

Miguelina Polo García y María Balbina Rodríguez Santo (Liberata), fueron apresadas el pasado vienes  y presentadas hoy ante la jueza, acusadas de complicidad y encubrimiento.

A la salida de la audiencia, Rodríguez Santos se declaró inocente y dijo que “con la ayuda de Dios” demostrará que no tuvo nada que ver con ese caso.