Santo Domingo, República Dominicana.- El juez de la Suprema Corte de Justicia, dictó una garantía económica de RD$5 millones e impedimento de salida como medida de coerción, contra el ingeniero Bernardo Castellanos de Moya, implicado en el caso de sobornos de la empresa Odebrecht en el país.

En el reinicio de la audiencia a las 5:00 de la tarde tras un receso, el magistrado impuso además presentación periódica todos los lunes contra Castellanos, hasta que termine la investigación. La defensa tiene 20 días para apelar coerción.

Durante la audiencia expusieron sus argumentos la barra de la defensa, el Ministerio Público, que pidió 18 meses de prisión preventiva,  también el propio imputado.

Al agotar su turno, Castellanos de Moya dijo que no tuvo nada que ver con lo relacionado a la hidroeléctrica de Pinalito, sino, que fue la Corporación de Empresas Eléctricas Estatales –CDEEE- que acogió el proyecto.

Explicó que estuvo en Panamá, debido a unos documentos que tenía que revisar debido a que duró un tiempo residiendo en ese país y tenía que culminar ese proceso.

Bernardo Castellanos de Moya, el imputado número 14 por el caso de los sobornos que Odebrecht pagó en el país, es acusado por el Ministerio Público de aceptar sumas de dinero de parte del imputado Ángel Rondón Rijo para la contratación de la construcción de la Hidroeléctrica Pinalito y las adendas I, II y III.

Además, es señalado de asociarse, para viabilizar el proyecto, de enriquecerse ilícitamente, apropiarse de dinero y adquirir fondos producto de la infracción grave del soborno

Dejar respuesta