Jennifer López se ha mostrado indiferente, en las redes sociales, ante el fallecimiento de su ex suegra Guillermina Muñiz, madre de Marc Anthony, padre de sus gemelos Max y Emme.

Ayer la actriz y cantante subió a su cuenta de Instagram una fotografía con su actual pareja el ex beisbolista Alex Rodríguez y los hijos de ambos. Sus seguidores se mostraron indignados porque entendían que los niños debían estar al lado de su padre, en un momento tan difícil como el que atravesaba Marc Anthony.

“Foto inapropiada para el momento, que falta de consideración para el hombre que te mostró como una dama”, escribió una seguidora

Incluso las críticas fueron tan ácidas que hasta atacaron a Emme, por su cabello despeinado.
Pero La Diva del Bronx también encontró quienes la defendieron y resaltaron la manifestación de cariño que Alex Rodríguez ha tenido para los gemelos.

Jennifer ya había recibido ataques de los cibernautas cuando, primero,  subió a su   un texto promoviendo su nuevo modelo de botines.

En ese mensaje, la Diva del Bronx manifestaba que ama “absolutamente el detalle cristalino” de ese nuevo modelo en color piel, a la vez que anunciaba que estarían en las tiendas  en agosto. Y concluía diciendo que hay “muchísimos más estilos hermosos para mostrar”.

Los fans entonces comenzaron a recordarle que la persona que había fallecido no solo era su ex suegra, sino la abuela de sus gemelitos.

“Y tus condolencias, o el luto por la abuela de tus hijos, lástima que seas un ejemplo para millones de personas, cuando no sabes ni lo que es tener sensibilidad”, le escribió una usuaria de Instagram identificada como @emyhez.