Varios empleados del almacén del área de farmacia del Hospital Regional Universitario José María Cabral y Báez, de Santiago, están siendo investigados por la desaparición de una cantidad de medicamentos.

En tanto, el portavoz del centro hospitalario, Johnny Lama, al confirmar la información no reveló los nombres de los empleados y empleadas que se encuentran suspendidos y que son investigados.

El director del Hospital Cabral y Báez, Ernesto Rodríguez, dijo hoy que acudió a la fiscalía local para presentar formal denuncia por una mala práctica detectada en la Unidad de Farmacia de ese centro.

Informó un supuesto desfalco en el almacén del Departamento de Farmacia de esa entidad, por lo cual acudió al Ministerio Público a presentar una denuncia.

Los informes refieren que la cantidad de fármacos desaparecidos podrían ascender a una suma de superior a los dos millones de pesos.

El director Rodríguez manifestó que se realizan las investigaciones en conjunto con auditorías que se ejecutan para determinar el monto y aclarar la situación.

Hizo notar que las personas que se vean involucradas en el hecho, indudablemente  serán sometidas a la Justicia.

Dejar respuesta