En la República Dominicana no existen las condiciones para realizar un aumento salarial de un 30% al sector privado no sectorizado como proponen las centrales sindicales en el país.

“El aumento de un treinta por ciento podría provocar una situación muy engorrosa para el sector empresarial, definitivamente no hay condiciones para pensar el aumento salarial de un 30%. Lo importante es la metodología y si se cumple la ley de Pymes, entonces, estaríamos en condiciones de reestructurar el salario, el diálogo está ahí y vamos a ver qué pasa”, informó la vicepresidenta ejecutiva de la Asociación de Industria de la República Dominicana (AIRD), Circe Almánzar.

Dijo, además, que en la República Dominicana debe de producirse la reclasificación de las empresa, ya que una micro empresa no puede tener una tarifa como una empresa grande.

Asegura que el salario promedio en el sector industrial está por encima de los RD$20,000, pero esto se eleva cuando cobran comisiones, cosas que no pueden implementar las microempresas en el país.

Indica que el sector empresarial no quiere quitar derechos adquiridos a los trabajadores, sino que propone un cambio de modelo. “Es un cambio de modelo de trabajo y lo estamos viendo y ese es el punto. Si los sindicalistas no se dan cuenta de esto habrá pérdidas de protección, no pérdidas de los empleos porque los empleos se van a tener que crear, es pérdida de protección, pérdidas de garantías legales, marcos legales; se trata de garantías para todas aquellas personas que tengan un nuevo modelo más flexible”, apuntó.

Dice que las centrales sindicales no han querido avanzar, “yo creo que lo más importante es llamarlo a ellos a que se avance, a que se discutan los elementos”.

De su lado, el vicepresidente ejecutivo del Consejo Nacional de Comerciantes y Empresarios de la República Dominicana (Conacerd), Antonio Cruz Rojas, dijo que ahora se debería hablar de un aumento salarial entre un 15% y un 18%.

“Nosotros entendemos que en este momento debe hablarse entre un quince y un dieciocho por ciento de aumento salarial. Tenemos que ser lo más realistas posible, no queremos que nadie pierda su empleo”, expresó el dirigente empresarial.