Moca.- Los dueños de las emisoras se manifestaron de forma indignados en contra de la decisión del Instituto Dominicano de las Telecomunicaciones (INDOTEL), de cerrar las emisoras, porque operaban de manera ilegal y sin los debidos permisos.

Tanto las emisoras Buenísima y Emisora de Dios, fueron clausuradas y despojadas de sus equipos, así como las antenas de las cuales operabas ilegalmente en Moca.

Un  equipo de indotel, acompañados por militares se presentó en sus instalaciones, los cuales procedieron con el cierre. Un fiscal explico que es el trabajo del instituto adoptar medidas con aquellas emisoras que no trabajan de manera legal y afectan directamente a otras.

Varios  munícipes indicaron que aquí, en Moca, hay emisoras que aunque estén legales, deberían cerrarlas, por el contenido morboso y la basura de programas que allí se transmiten y no está, que solo se dedica a dar buenos mensajes, en estos tiempos que tanto lo necesitamos.