Al menos seis personas han muerto y otras 50 han resultado heridas en el espectacular incendio de un inmueble de 24 plantas y 120 viviendas en el oeste de Londres, según han informado la policía los servicios de emergencia.

Más de 200 bomberos trabajan para acabar con las llamas y rescatar a las personas que probablemente aún quedan en la torre Grenfell, en Latimer Road, en el barrio de Notting Hill (North Kensington). Las llamas durante la noche y la columna de humo durante la mañana podían ser vista a kilómetros de distancia de la capital británica. Unas 500 personas, muchas de ellas familias jóvenes, vivían en el bloque.

La policía ha confirmado la muerte de seis personas en el incendio, pero los investigadores creen que esa cifra aumentará. “Puedo confirmar seis víctimas mortales en este momento pero, debido a que estamos en una fase muy inicial, posiblemente este dato crecerá durante lo que seguro que va a ser una compleja operación de rescate durante los próximos días”, ha asegurado Stuart Cundy, comandante de la Policía Metropolitana de Londres.

“Ha habido varios muertos. No puedo confirmar el número en este momento debido al tamaño y la complejidad del edificio, por lo que no debo especular más sobre ello”, decía esta mañana Dany Cotton, jefe de la brigada de bomberos de Londres. Este ha añadido que de momento se desconocen las causas del incendio, que ha provocado “una situación sin precedentes”.

Dejar respuesta