SANTO DOMINGO. Agentes de la Policía impidieron la mañana de este lunes que un grupo de personas cumpliera su objetivo de dar siete vueltas, para derribar la corrupción, alrededor del Palacio Nacional, emulando las vueltas que según la Biblia Jehová ordenó darle a Jericó, para destruir los muros de la ciudad,

El cantante y compositor Winston Paulino explicó que las siete vueltas que querían darle al Palacio Nacional significan “las siete vueltas de Jericó”, para que Dios librara al pueblo de Israel de las siete plagas.

Según Paulino, cada vuelta alrededor de la casa de Gobierno representa cada escándalo de corrupción desatado dentro de la administración pública. Citó entre estos casos Odebrecht, las tierras del Consejo Estatal del Azúcar (CEA) y el de la OISOE.

Denunció que fue golpeado y que a otra se le quito un megáfono y fue llevada al destacamento de San Carlos, aunque posteriormente se le puso en libertad. Indicó que al resto del grupo se les obligó a retroceder hasta la esquina de la avenida México con calle Abreu.

Paulino advirtió que el próximo lunes el grupo volverá a intentar completar las siete vueltas de Jericó alrededor del Palacio Nacional, a las nueve de la mañana, en vez de las siete.