SANTO DOMINGO.- La Conferencia del Episcopado Dominicano (CED) llamó a colaborar con las comunidades afectadas por las lluvias que generaron los huracanes Irma y María en la República Dominicana.

Recordó que tras el paso de esos fenómenos, “muchas familias en República Dominicana han perdido todos los bienes de sus hogares, incluyendo sus casas”.

Agregó que “los desbordamientos de los ríos y arroyos han dejado a numerosas personas sin camas, vestidos, salas, comedores y útiles de cocina y, por supuesto, sin comida”.

“En tal sentido, cada obispo y director diocesano de la Pastoral Social Cáritas de la Iglesia Católica en República Dominicana están muy de cerca acompañando, apoyando y socorriendo, según las posibilidades lo permiten, a los damnificados de las comunidades más afectadas”, expresó la CED en un comunicado.

Asimismo, invitó “a todos y todas a donar, colaborar con generosidad y amor, en favor de los damnificados”.

“La fe se vive en la caridad, la fe sin obras está muerta. La caridad es elemento esencial de nuestra vida eclesial. Aportemos con alegría y libertad”, expresó.

Explicó que para cualquier tipo de donación, las personas pueden dirigirse al director diocesano de Pastoral Social Cáritas en el Obispado de cada diócesis o a su párroco.

Dejar respuesta