El presidente de la Cámara de Cuentas de República Dominicana (CCRD), Hugo Álvarez Pérez, indicó que los RD$654 millones que recibe la institución cada año no son suficientes para cumplir con los parámetros de auditorías.

Álvarez Pérez, manifestó que la Cámara de Cuentas solo puede auditar el 42% del presupuesto nacional, ya que los recursos con los que cuentan son limitados para lograr auditarlo a cabalidad.

Durante su ponencia en el encuentro empresarial “Con el ojo en la rendición de cuentas”, organizado por la Asociación Nacional de Jóvenes Empresarios (ANJE), el titular de la Cámara de Cuentas expresó que además de las dificultades presupuestarias, necesitan más tecnologías para eficientizar su gestión.

El presidente de la CCRD explicó que la sociedad civil debe empoderarse para que todos los funcionaros cumplan con la declaración jurada de bienes que establece la Ley 311-14.

Asimismo, aclaró que la función de la Cámara de Cuentas es el de auditar las instituciones y dependencias del Estado y no sancionar a quienes incumplen con ellas, como muchos tienen pensado.

“Nosotros no estamos para sancionar”, dijo.

“Ineficiencia ha sido obvia”

Durante las palabras de bienvenida al encuentro empresarial, el presidente de ANJE, Eugene Rault Grullón, consideró que a pesar de contar con leyes, reglamentos y un sistema de consecuencias en materia de auditoria y transparencia, “su ineficiencia ha sido obvia”.

Explicó que en el país ha hecho falta un cambio de cultura impulsado por el protagonismo de un órgano de control que cuente con todas las capacidades técnicas y operativas para exigir el cumplimiento de las obligaciones jurídicas.

Asimismo, manifestó que en muchos casos, más que voluntad política, ha hecho falta conciencia política sobre la responsabilidad que conlleva manejar fondos públicos y la importancia de demostrar a los ciudadanos qué tan transparente ha sido la gestión.