SANTO DOMINGO. La Policía Nacional identificó a dos integrantes de una banda de asaltantes que cayeron abatidos y otro apresado, al ser sorprendidos esta madrugada cuando asaltaban un dealer en Santo Domingo Este, e indica que se trata de tres hombres los que perpetraron el hecho.

Según la Policía, los fallecidos son Andrés Robertson Aguilar Mateo, de 32 años, residente en San Cristóbal; y Taylor Casimir (a) El Haitiano, de otros datos desconocidos, a quienes les fueron ocupadas dos pistolas. El detenido es Woren Duvergé González (a) Gore, de 30 años, a quien le fue ocupada una escopeta.

La Policía informó que los fallecidos y el detenido poseen una orden judicial de arresto de la provincia La Vega por tener múltiples denuncias por asaltos y robo de vehículos.

Los tres fueron sorprendidos en horas de la madrugada cuando perpetraban un robo en el citado dealer ubicado en la calle Club de Leones a esquina Masonería, en Alma Rosa, Santo Domingo Este, donde se presentó una patrulla de la Dirección Regional Este.

De acuerdo con el parte policial, los integrantes de la banda enfrentaron a los miembros de la patrulla, quienes ripostaron haciendo uso proporcional de la fuerza, circunstancia en que los dos primeros en mención fallecieron, y el tercero fue detenido.

Momentos antes, los tres sorprendieron al vigilante del dealer, el nacional haitiano, Carlos Santana, de 30 años, a quien despojaron de la escopeta con la que prestaba servicio, ocupada a Duvergé González. El vigilante informó a las autoridades que alrededor de las 2:00 de la madrugada fue sorprendido por los agresores que lo amordazaron y amarraron de pies y manos dentro del dealer.

Los tres se desplazaban en una jeepeta Suzuki Vitara, blanca, modelo 2017, placa G381584, cuya procedencia se investiga.

Dentro de la jeepeta los agentes ocuparon un bulto tipo maletín, color crema, conteniendo ocho esposas plásticas, un rollo de cinta adhesiva, dos patas de cabra, dos destornilladores, una llave maestra ajustable (Ganzúa), y unas tijeras para cortar metales.

También ocuparon una gorra negra, con la insignia de la Policía Nacional, y un chaleco antibalas.

Los cadáveres fueron trasladados al Instituto Nacional de Patología Forense para fines de autopsia, mientras el detenido es interrogado para ser puesto bajo control del Ministerio Público junto al vehículo y las armas ocupadas.

Dejar respuesta