SANTO DOMINGO. “Que se tome esto como ejemplo para ver si se puede prevenir”, dijo el hermano del policía de 47 años fallecido la madrugada de hoy tras resultar herido ayer en un enfrentamiento mientras investigaba a sospechosos de participar en el asalto ocurrido el jueves a una sucursal del Banco Popular.

“Pienso que lo que hay que trabajar es con la prevención porque si ustedes notan, en todos los casos, inmediatamente en dos días está la persona presa, pero no hacen nada para prevenir, entonces se debería pensar en la prevención más que en ir a coger a la persona presa luego de que comete el hecho”, expresó Aneudis Montero, hermano del fallecido mayor Moisés Montero Amador.

A Montero Amador lo hicieron mayor este año y venía haciendo una digna labor, afirmó. “Nuestro hermano era digno de admiración, era ejemplo dentro de la Policía”, dijo su pariente.

El agente falleció la madrugada de este domingo luego de haber sido sometido a una cirugía por médicos del Hospital Darío Contreras.

Con rostros de gran pesar y entre llantos, familiares y amigos aguardaban en los alrededores del área de patología del Hospital Marcelino Vélez, de Herrera, donde le hacen los estudios forenses de rigor, para que se les entregue el cadáver de su pariente.

Montero Amador deja a dos hijos huérfanos: una niña de siete años y un adolescente de 14.

“Es una pena que esto esté pasando, la inseguridad nos sigue arropando, la inseguridad sigue cobrando vidas, es una pena”, se lamentó el hermano del occiso.

Montero Amador era investigador del Departamento de Recuperación de Vehículos del Ensanche Ozama. Resultó herido ayer durante un enfrentamiento ocurrido en el sector Vietnam de Los Mina, cuando un grupo de agentes investigaba el asalto ocurrido el pasado jueves a una sucursal del Banco Popular.

Su cadáver lo trasladarán al municipio Hondo Valle, en Elías Piña, donde será velado y sepultado.