El presidente de la Junta Agroempresarial Dominicana (JAD), Osmar Benítez, anunció que el brote de influenza aviar por el virus del subtipo H5N2 registrado en una granja de gallinas ponedoras en el municipio Cayetano Germosén, de la provincia Espaillat, ha generado una pérdida de 20 millones de pesos.

Agregó que se ha seguido el monitoreo en conjunto con un equipo que llegó desde Estados Unidos y el Organismo Internacional Regional de Sanidad Agropecuaria, estudiando a profundidad el foco, “que no ha pasado el cordón de bioseguridad, es decir, que no se ha contagiado a otros puntos fuera del municipio donde se detectó”.

La revelación de la presencia de la influenza la hizo la Organización Mundial de Sanidad Animal el mes pasado, que citó información suministrada por la doctora Nimia Lissette Gómez Rodríguez, directora de Sanidad Animal de la dirección general de Ganadería del Ministerio de Agricultura.

El brote fue confirmado luego de que el laboratorio de servicios veterinarios de Estados Unidos analizara muestras tomadas en las granjas  y sus resultados enviados al país para la adopción de medidas de prevención y seguimiento.

Dejar respuesta