SANTIAGO. Un hombre que fue apresado por la Policía acusado de la muerte de una anciana, tía de la fiscal de la provincia de Santo Domingo, Olga Diná Llaverías, fue golpeado repetidas veces por los reclusos de la cárcel del Palacio de Justicia de esta ciudad.

Debido a la gran cantidad de trompadas, patadas y mordidas que recibió Pedro Sánchez Arias (El Bailarín), tuvo que ser llevado a un centro de salud donde está siendo curado.

Según la Policía, El Bailarín se declaró culpable del estrangulamiento de la anciana Isabel Mercedes Llaverías Núñez, para robarle, mientras se encontraba durmiendo en su residencia de la calle Emiliano Tardif número 67, de esta ciudad.

Al prevenido no se le ha conocido la medida de coerción.

El Bailarín habría cometido el crimen tan solo seis días después de ser dejado libre por un tribunal local al no encontrarse suficientes indicios para dejarlo detenido por la comisión de un robo en un negocio.