SANTO DOMINGO. El gobierno, a través del Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC), trabaja en la construcción, reconstrucción y mejoramiento del tramo 15 de Azua hasta Barahona, con 58 kilómetros de extensión y una inversión que supera los 600 millones de pesos.

La construcción de este tramo forma parte del proyecto Corredor Vial Sur que impulsa el MOPC por disposición del presidente Danilo Medina para el desarrollo de la región Sur del país y los sectores productivos que lo componen.

El ministro de MOPC, Gonzalo Castillo, explicó que los trabajos consisten en la construcción y ampliación de la carretera que va desde Baní hasta Pedernales, que hasta el momento ya han sido entregado totalmente reconstruidos el tramo Baní-Azua y que en los próximos meses le será entregado el tramo Azua-Barahona.

Indicó que el Circuito Vial del Sur tiene prioridad este año, por lo que representará en el desarrollo de la región. Asimismo, dijo que espera que esté concluido en el 2018.

La responsabilidad de la ejecución de la obra está a cargo de la constructora Rizek y la dirección es del Ministerio de Obras Públicas.

El tramo referido tramo avanza con el asfaltado de más de 20 kilómetros entre Azua y Barahona, mientras que otro frente de trabajo acciona en la parte urbana construyendo aceras y los accesos a viviendas.