El gobierno haitiano desplegó el domingo más de 3,000 agentes policiales y modificó la conmemoración de una importante efeméride ante la posibilidad de disturbios durante las protestas convocadas por grupos opositores, que desde la víspera comenzaron bloquear calles.

Grupos de la oposición convocaron manifestaciones en diferentes zonas de la capital y en la norteña Cabo Haitiano en demanda de una investigación profunda sobre el presunto desvío de fondos millonarios del programa petrolero Petrocaribe.

El exsenador Moïse Jean-Charles, quien encabeza las protestas en Cabo Haitiano, 130 kilómetros al norte de la capital, también pide la renuncia del presidente Jovenel Moïse y de su gobierno por considerar que se han negado a profundizar la investigación

El presidente Moïse canceló el domingo el viaje que tenía previsto junto a los miembros de su gabinete a Cabo Haitiano para conmemorar el 215to aniversario de la batalla de Vertieres, la cual representó el último paso de los haitianos para obtener su independencia de Francia.

Dejar respuesta