El Gobierno Dominicano dice que su ausencia a la audiencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos se debe a que acataron la sentencia del Tribunal Constitucional y que esto no constituye una afrenta a la CorteIDH.

“Esa ausencia de dicha audiencia, no representa una afrenta a la Corte Interamericana como esta señala sino un acatamiento por parte del Gobierno Dominicano a una decisión del Tribunal Constitucional de la República Dominicana”, dijo en rueda de prensa el consultor jurídico del Poder Ejecutivo, Flavio Darío Espinal.

Afirmó que ha seguido participando en audiencias y reuniones de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos que no es únicamente un órgano de la Convención Americana de Derechos Humanos sino también un órgano de la Carta de los de los Estados Americanos.

“El gobierno Dominicano ha seguido participando en las audiencias y reuniones que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos celebra en relación a la República Dominicana, pues la decisión del Tribunal Constitucional, no alcanza a dicha comisión, la cual no solo es un órgano de la Convención Americana de Derechos Humanos sino también un órgano de la Carta de los de los Estados Americanos”, refirió Espinal.

Destacó que la relación entre la Comisión y la República Dominicana ha sido fructífera y reconocida por la propia comisión.

Al destacar que el asunto de nacionalidad compete únicamente al Estado dominicana, el consultor jurídico reiteró el compromiso de la nación “con la defensa de la democracia y el estado derecho, así como con la protección de los derechos humanos”.

Afirma que la nacionalidad es un atributo soberano e irrenunciable

Sobre la resolución de la CorteIDH de atribuirse competencia para conocer los casos que tenga que ver con la nacionalidad, el Gobierno Dominicano reiteró que “la definición de la normativa sobre nacionalidad es un atributo soberano e irrenunciable del Estado dominicano, el cual aplica de manera objetiva e imparcial sus disposiciones constitucionales y legales sobre esta materia”.

En una sorpresiva rueda de prensa el consultor jurídico del Poder Ejecutivo, Flavio Darío Espinal, agrega que lo anterior ha sido reconocido por otros organismos y agencias internacionales, así como por diferentes actores nacionales o internacionales que le dan seguimiento.

“El estado dominicano se ha dotado de una base normativa, tanto a nivel constitucional como legal, que da respuesta a las diferentes situaciones que en materia de nacionalidad puedan presentarse en el país”, aseguró.

Dijo que, contrario a lo que plantea la CIDH, el ordenamiento jurídico dominicano no genera apatridia.

Dejar respuesta