SANTO DOMINGO. El único imputado en el caso de la desaparición de la menor embarazada Emely Peguero, mantiene su versión de que es inocente. De acuerdo con el fiscal José Viterbo, de la provincia Hermanas Mirabal, el joven de 20 años, Marlon Martínez, novio de la menor, sostiene que la última vez que vio a Emely Peguero fue cuando la dejó en una estación de expendio de combustibles en Cenoví y la recogió otra persona

Viterbo dice que Martínez mantiene su inocencia “y él tiene el derecho a la no autoincriminación por lo que es deber del Ministerio Público presentar las pruebas que derrumben la inocencia más allá de la duda razonable”.

De acuerdo con el fiscal, Martínez afirma que “la dejó en la bomba de Cenoví y a partir de ese momento no supo más de ella”.

Viterbo añadió que ante esa versión los propietarios de la bomba “han cooperado porque están preocupados igual que todo el mundo en San Francisco de Macorís”, pero no dio ningún detalle sobre si se tiene cámaras de seguridad que puedan confirmar o negar la versión.

De acuerdo con el encargado de mantenimiento y vigilancia del residencial donde viven los familiares, él vio en las grabaciones de seguridad al joven Martínez salir con un saco el día de la desaparición de la menor.

Dejar respuesta