El Heat llegó este domingo al American Airlines Arena con la idea de conseguir la segunda victoria consecutiva ante un duro rival como el Jazz.

Y en un encuentro muy disputado de principio a fin el quinteto de Miami terminó por llevarse el ansiado triunfo 102-100 contra un equipo de Utah que por poco le complica la existencia.

Las claves

Dwyane Wade demostró su clase al anotar los dos libres para sentenciar el encuentro para delirio de los presentes, después de haber penetrado al aro y recibir una falta con tres segundos por jugar, en un partido que arribó al último minuto con un abrazo a 100.

Al final Donovan Mitchel no acertó su triple sobre la bocina que le hubiese dado el triunfo al Jazz y el quinteto de la Capital del Sol se hizo con una bonita victoria que le coloca en noveno puesto, a un lugar de las plazas de playoffs.

De este modo el Heat (9-13) vuelve a cerrar otro gran partido, después de que su defensa se ocupara de detener la peligrosa ofensiva de Utah.

Dejar respuesta