SANTO DOMINGO. La pertinencia o no de la enseñanza de la Biblia en las escuelas y colegios ha provocado un debate no solo en el aspecto educativo, sino en el político con la diputada Faride Raful en el centro. Algunos la atacan por su postura, mientras otros la defienden y califican de valiente y de exigir una posición neutral sobre el tema religioso.

Faride es diputada por el opositor Partido Revolucionario Moderno (PRM) en la la Circunscripción Uno del Distrito Nacional.

Pero, qué fue lo que dijo Faride para provocar las muestras de apoyo y las críticas que recibe, llegando a tildarla, incluso, de atea, lo que es algo de peso en la República Dominicana, cuya población en su mayoría profesa la fe católica.

De acuerdo a una publicación de la Cámara de Diputados, la diputada se mostró a principios de semana en desacuerdo con que los centros de enseñanzas impartan la educación bíblica, al plantear que la “familia es la responsable de la educación espiritual de los hijos”. Basó su planteamiento en que el Estado dominicano es laico y que prohíbe, a través de la ley 44-00, la lectura e instrucción de la Biblia en las aulas.

Los que cuestionan a Faride aducen que este país es eminentemente católico y que la enseñanza de la Biblia lo que puede hacer es aportar valores en los niños y jóvenes. También sostienen que su posición en el Congreso a quien conviene es a los evangélicos, puesto que la legisladora abogó por una educación laica, tal como establece la ley.

“La intolerancia de los religiosos es inconmensurable! Atacar a Faride por defender la libertad de cultos es volver a la época de las cruzadas católicas y las condenas por “herejía”, dijo Carlos Reyes (@creyes).

“Por lo que parece a @Farideraful formación, educación, entereza y honorabilidad les sobran, pero debemos brindarle (y que lo sienta) todo el apoyo ciudadano frente a una campaña de ataques despiadados de la que hoy es víctima por parte de las hordas del fanatismo religioso”, expresó Luis Ángel Peña (@luisangel_PJ).

“Hay que ser mejores ciudadanos, solo eso, y respetar al que cree y al que no cree, Faride no es Atea, ella cree en Dios, pero como también creo, la religión, como la comida, la música, no se impone, se elige individual. Saludos” Dáuÿy Sáètáèá (@daurysantana)

Dejar respuesta