Facebook ha eliminado más de 700 páginas, cuentas y grupos de la red social controlados desde Irán. Por primera vez, uno de los ejes de la operación tenía como objetivo España. La trama operaba en más de 20 países –México, entre ellos– y tenía 1,9 millones de seguidores en Facebook y 250.000 en Instagram. Es la tercera vez desde agosto en que Facebook actúa contra iraníes.

La red social ha suprimido las páginas por mentir sobre su identidad y estar controladas por actores de otro país: “Lo hacemos por el engaño, no por el contenido”, ha revelado por el jefe de ciberseguridad de Facebook, Nathaniel Gleicher, en una llamada internacional con medios internacionales, entre los que se encontraba EL PAÍS. “Eran cuentas diseñadas para parecer locales y que usaban las lenguas de cada país”, ha añadido Gleicher.

Su objetivo era la desinformación, “pero sin estar dirigido a nadie o ninguna comunidad en particular”, ha dicho Gleicher. Su intención era difundir piezas o puntos de vista de los medios públicos iraníes. Los temas estaban vinculados principalmente con el conflicto entre Israel y Palestina, Siria, Yemen y el papel de Estados Unidos en el mundo. El objetivo de las cuentas era manipular el discurso público en cada uno de los países. Facebook dice tener pruebas suficientes para atribuir el origen de las cuentas falsas a Irán, pero no confirman si detrás está el gobierno iraní.

Facebook ha compartido el nombre de 97 de las páginas con el Laboratorio Forense Digital (DFRLab en sus siglas en inglés) del Atlantic Council para que analicen su comportamiento. De ellas, solo una publicaba contenido en español, según el DFRLab: Palestina será libre (@palestina.sp). Su principal preocupación era el conflicto entre Israel y Palestina. “Excepto esas 97, el resto de páginas habían sido eliminadas por una mezcla de sistemas automatizados, detectores de spam o el equipo de integridad”, según el informe del DFRLab.

El director del DFRLab, Graham Brookie, ha definido la red eliminada como “sofisticada, involucrada con audiencias estrechamente diseñadas en varias lenguas y con un alcance sustancial”. En análisis previos de operaciones iraníes del DFRLab, el objetivo era menos profundo: “Presentar contenido a una audiencia seleccionada, y no infiltrarla”, según Brookie.

La trama invirtió 27.000 dólares en anuncios para promover sus publicaciones. En total, Facebook ha eliminado 260 páginas, 350 cuentas, dos grupos y 160 cuentas de Instagram. También intentaron crear eventos físicos en alguno de los países pero, siempre según Gleicher, nunca lograron reunir suficientes participantes ni era su objetivo central. Junto a España, los países afectados son, entre otros, Francia, Alemania, Indonesia, Israel, México, Marruecos, Arabia Saudí, Serbia, Túnez y Estados Unidos.

Dejar respuesta