SANTO DOMINGO.-El pastor evangélico Ezequiel Molina señaló este martes que espera que en lo adelante República Dominicana disfrute de una herencia política libre de corrupción e impunidad, como consecuencia de un sistema donde las leyes sean cumplidas.

En la versión 55 de la Concentración Evangélica Nacional, organizada por el Ministerio de la Batalla de la Fe, Molina lamentó que cada vez más surjan más escándalos de corrupción, con los que “se develan mafias organizadas para el latrocinio, enquistadas en las diferentes estructuras de poder o con vocación de poder”.

Afirmó que estas “estructuras han sido asaltadas por bandas de malhechores movidos por una ambición ilimitada y que muchas veces actúan al margen de quienes dirigen, dejando claro que no se tuvo suficiente cuidado de la ética y la trayectoria de esos servidores públicos a la hora de escogerlos”.

Molina dijo que aspira a que en el país también existan ejemplos de ciudadanos que cumplan y obedezcan las leyes, y respeten a las autoridades y a cada ciudadano, “una sociedad en la que se hayan vencido las calumnias y las mentiras”.