El pastor evangélico Ezequiel Molina deploró la impunidad en el país, el monopolio  en los sectores salud y eléctrico, así como las observaciones  hechas al Código Penal en lo referente al aborto, aunque en este aspecto consideró que no se puede tener una posición cerrada.

Con lo del aborto,  sólo cuestionó lo referente a los casos en que la mujer ha sido violada o el feto tenga deformación congénita, al plantear que esos traumas no se superan con la interrupción del embarazo.

Cuando la vida de la madre está en peligro, el religioso fue flexible y refirió que  “esto no quiere decir que el médico no tenga facultad para tomar una medida de emergencia en el momento  que su capacidad se lo conceda”.

Al plantear el monopolito, dijo que en el país esto se da en el sector salud en las ARS y la AFP, así como en el sector eléctrico  donde cada vez aumentan la   electricidad, porque se creen “dueños y señores” del país.

En su mensaje en la concentración evangélica “La Batalla de la Fe” realizado por el día de Año Nuevo, con el tema “Reconciliación”, Ezequiel Molina, dijo que para que haya una reconciliación con Dios hay que admitir que existen esos monopolios y acabarlos.

Asimismo dijo que  impunidad “está acabando con el país”, que hay poderosos contra los que nadie puede levantar manos  y dijo que como al  rey  Nabucodonosor lo derribaron del caballo  “a ti también te pueden derribar por alto que te creas, por millonario que te creas… porque arriba hay uno que tu no lo vas a engañar”.

Abogó porque haya una reconciliación en la familia, al destacar que el principal caldo de cultivo de la delincuencia son los hogares disfuncionales.