El expresidente peruano Alan García murió durante la mañana de este miércoles en un hospital de Lima mientras era operado de un disparo en la cabeza que se dio cuando iba a ser detenido por orden judicial por supuestos delitos de corrupción vinculados al caso Odebrecht.

La ministra de Salud, Zulema Tomas dijo que después del incidente el exmandatario sudamericano estaba en una situación “muy grave” de salud, luego de haber sufrido tres paros cardiorrespiratorios