TAMBORIL, Santiago. Decenas de personas residentes en comunidades afectadas por la humareda del vertedero municipal de aquí exigieron la tarde de este miércoles a las autoridades del Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales cumplir el compromiso asumido hace ocho meses de cerrar el depósito de basura que opera a cielo abierto.

Los comunitarios, concentrados en la calle principal del paraje Biojol de este municipio, cuestionaron a las autoridades de Medio Ambiente, así como al alcalde de Tamboril, Anyolino Germosén, a quienes acusan de resolver el problema ambiental que históricamente les ha causado ese basurero.

“La federación de juntas de vecinos, conjuntamente con la Sociedad Ecológica del Cibao, nos hemos unido para que ese vertedero se cierre debido a la gran contaminación que le está llevando a los moradores de la zona norte de Santiago y de la parte este”, expresó Elías Cruz, presidente de la junta de vecinos de Guazamal y Gurabo.

Los manifestantes aseguraron que producto de la humareda que sale de ese recinto se han incrementado las enfermedades respiratorias y en la piel.

“Mi niño, que es asmático, tengo que salir dos y tres veces a la semana a nebulizarlo por ese humo que penetra directamente a mi casa”, declaró Glennis Pérez, una de las manifestantes.

Otro de los protestantes que se identificó como Gerardo Peña afirmó: “Tengo 15 días con una gripe que no mejora ni va a mejorar debido a ese humo”.

Los manifestantes amenazaron con declararse en rebeldía si en un plazo de 15 días desde Medio Ambiente o la Alcaldía de Tamboril no cierran de manera definitiva ese botadero de basura.

En días recientes la Sociedad Ecológica del Cibao (SOECI) también demandó de las autoridades cerrar de manera definitiva el vertedero.