John Coughlin, de 33 años, había trabajado en los últimos tiempos como entrenador y comentarista y actualmente presidía una comisión dentro de la Unión Internacional de Patinaje sobre Hielo.

Un día antes, SafeSport, una entidad encargada de investigar acusaciones de abusos sexuales en el deporte estadounidense, le había impuesto una suspensión que le prohibía temporalmente participar en cualquier actividad relacionada con el patinaje. SafeSport tomó la decisión en respuesta a acusaciones recibidas contra Coughlin, pero no ha dado detalle alguno sobre qué se le imputaba.

El propio deportista, en declaraciones al diario USA Today el pasado 7 de enero, dijo que las reglas de SafeSport le prohibían hablar del caso mientras no se resolviese, pero defendió que las acusaciones eran “infundadas”. Coughlin falleció en Kansas City (Misuri) y tanto la policía local como su hermana han señalado que el patinador se quitó la vida, según recogen medios estadounidenses.

Ganador del título de EE.UU. en parejas en 2011 y 2012, Coughlin compitió en los campeonatos del mundo de esos dos años y terminó sexto y octavo, respectivamente