El general jubilado Rafael Percival Peña culpó a varios banqueros por haber ordenado el asesinato de su hijo, Jhon Percival Matos, que presuntamente comandó una pandilla que se le atribuye al menos tres rondas en plazas comerciales en el Gran Santo Domingo.

También separó al presidente Danilo Medina de la “ejecución” de su descendencia en el motel La Fuente del Placer en Bonao.

Denunció que en la República Dominicana existen grupos paramilitares que operan a plena luz del día.

Reveló que varios agentes intentaron bloquearlo cuando salió de su residencia en el sector de Los Prados con destino al Palacio Nacional.

En ese sentido, acusó a las agencias de seguridad del Estado de “querer provocar una tragedia”.

Percival Peña improvisó una rueda de prensa frente a la Casa de Gobierno, donde entregó una carta a la Viceministra de la Presidencia, Alejandra Liriano, en la que solicita formalmente una entrevista con el Presidente Danilo Medina por cinco días, porque debe abandonar el país para Asistir a problemas de salud