Hablando con funcionarios y empleados de algunas estancias de niños de la provincia de La Vega y Espaillat, revelaron a los periódicos Caoba Digital y Diario Mocano, que están pasando por crisis económicas y que tienen que hacer colecciones entre ellos para comprar materiales como papeles de baño , Cubre plástico para poner pañales sucios, cocinar sal, y otras necesidades.

Hablando personalmente con funcionarios y empleados prometiéndoles no revelar sus nombres por temor a ser cancelados, dijeron que desde agosto del año pasado no recibieron casos de plástico y que tienen que comprarlo, así que solicitaron la pronta intervención del presidente Medina .

También declararon que no les enviaron suficientes retretes para el número de menores a los que asistieron y que sentían que necesitaban gastar sus propios recursos económicos e incluso pedir prestado para comprarlo.

De la misma manera, sucede con la sal de cocina que tienen que hacer lo mismo con la lámina de plástico y con el papel de baño, es decir recaudar dinero para comprarlo porque tampoco envían lo suficiente para cubrir la demanda.

Cuando se les preguntó acerca de la comida que consumen los niños, dijo que los funcionarios dicen que hay niños menores de un año de edad cuando se quedan sin mermeladas y jugos, no pueden comer arroz, frijoles, carne y ensaladas porque su edad no está permitido, Gastar mucho trabajo

En cuanto a los padres de las familias que llevan a sus hijos, los entrevistados revelaron que a veces hay padres que van a buscar a sus hijos hasta las seis y siete de la noche y tienen que esperar pesos que el horario es hasta las tres y treinta En la tarde, No más tarde de cuatro.

Les preguntamos si no habían hablado con las autoridades encargadas del proyecto y se aseguraron de que no se atrevían por temor a represalias y por consiguiente a sus cancelaciones.

“Usted ve a las Estaciones de Niños en el exterior, colores muy hermosos y hermosos, pero usted tiene que estar adentro para saber lo que estamos pasando”, dijeron los entrevistados.

Comprenden que el Presidente de la República, el señor Danilo Medina, tiene las mejores intenciones para mejorar la calidad de vida de miles de padres, pero no le ayudan y mucho menos les dicen lo que pasa por esas instituciones.