LONDRES Los restos de cinco arzobispos de Canterbury fueron encontrados en una tumba secreta bajo un museo en Londres.

El Museo del Jardín publicó el domingo un video detallando el hallazgo bajo su propiedad, que tuvo lugar hace más de un año.

El museo está en el lugar donde estaba la iglesia de Santa María en Lambeth, y junto al Palacio de Lambeth, donde vivía el arzobispo de Canterbury.

Los restos fueron encontrados durante los trabajos de remodelación del edificio. Los obreros, levantando los estantes, encontraron la cripta.

El director del Museo del Jardín Christopher Woodward dijo que cinco arzobispos fueron enterrados allí, incluyendo a Richard Bancroft.

Bancroft fue arzobispo en 1604 y desempeñó un papel principal en la producción de la Biblia “King James Bible”.

No se han identificado otros restos.