La Asociación de Industriales de la República Dominicana (AIRD) y el Consejo Nacional de la Empresa Privada (CONEP) valoraron positivo que el Gobierno haya decidido no firmar el pacto migratorio propuesto por la Naciones Unidas.

Campos de Moya, presidente de la AIRD, señaló que con la decisión el Presidente de la República dio clases de cuidado y tomó en cuenta el reclamo hecho por la sociedad en sentido general.

“Fue una postura correcta a mi entender, ya que nosotros somos un país con una migración muy importante, en especial de nuestros vecinos haitianos, y estas cosas tienen que ser tratadas con mucho cuidado”, expresó el empresario, tras agregar que se une al grupo de personas que está contenta con la postura.

Dijo que la prudencia del Gobierno, en este caso particular, es encomiable y debe ser valorada en su justa dimensión.

En tanto, Pedro Brache, presidente de Conep, indicó que fue una decisión acertada, sopesada y que es la más correcta y adecuada a la situación que vive el país, que es muy distinta a la de otras naciones.

Ambos funcionarios hablaron previo a la presentación por parte del Ministerio de Relaciones Exteriores de la nueva estrategia de negociaciones comerciales de República Dominicana.

Dejar respuesta